AIPAZ

Inicio
Agenda

Vicent Martínez Guzmán, filósofo de la paz

Viernes, 24 de Agosto de 2018 16:21

Tica Font y Pere Ortega

 

Vicent Martínez Guzmán (1949-2018), catedrático emérito de filosofía en la Universidad Jaume I (UJI) de Castellón, murió el pasado 23 de agosto, de un cáncer contra el que ha estado combatiendo los últimos diez meses de su vida. Su itinerario académico, lo inicia como profesor de instituto en la La Vall d’Uixó de Castellón, su pueblo natal, pasando después al Departamento de filosofía en la Universidad de Valencia, y posteriormente, se trasladó a la Universidad Jaume I de Castellón, de donde fue vicerrector y desarrolló gran parte de su carrera académica. Allí, creó el primer Máster universitario de doctorado en España de “Estudios Internacionales de Paz, Conflictos y Desarrollo” de carácter internacional e impartido en lengua inglesa.

Su residencia siempre fue en La Vall d’Uixó, ciudad de la que se sentía muy orgulloso, en especial de su variante dialectal del catalán/valenciano, el vallero, de la que siempre utilizaba alguna de sus peculiaridades lingüísticas para amenizar sus conferencias. Su aportación académica a las ciencias sociales ha sido inmensa por su trabajo en la investigación de la filosofía para la paz, que plasmó en diversas publicaciones entre la que hay que destacar su Filosofía para hacer las paces (2001). Una obra, quizás poco divulgada en España, pero de un gran reconocimiento a nivel académico en España y en el ámbito internacional, pues ha ejercido una gran influencia entre los investigadores de la paz. Martínez Guzmán se relacionó con la mayor parte de los investigadores más relevantes que han trabajado en construcción de paz, desde Johan Galtung, David Cartwright, Oliver P. Richmond, Paul Rogers, Tom Woodhouse, Jean Paul Lederach entre otros, muchos de los cuales impartieron clases en el máster que dirigió en la UJI. Cátedra reconocida por la UNESCO que recibía alumnos de los cinco continentes por el alto nivel de su profesorado. Su impronta académica tanto a nivel nacional como internacional ha sido enorme, dejando a numerosos/as discípulos/as, e impartió clases en numerosas universidades españolas y algunas extranjeras (Frankfurt y Berkeley).

Estuvo vinculado a numerosos centros de paz españoles, que no se enumeran por no aburrir al lector, pero se sentía especialmente orgulloso de AIPAZ, la Asociación de Investigación por la Paz, de la que fue fundador e impulsor, pues veía la necesidad de que España contará con una red que agrupara a los centros, académicos o no, así como a los investigadores/as que trabajan en la construcción de la paz.

Martínez Guzmán era un experto en Kant y la influencia kantiana en su obra es indudable. Su Filosofía para hacer las paces bebe directamente de la La paz perpetua. Pero con muchas aportaciones de la historia de la filosofía, desde Aristóteles a Judith Butler, su investigación consistió en recorrer los marcos conceptuales de las aportaciones que sobre la paz han hecho múltiples filósofos. Especial atención mostró por la perspectiva de género y la teoría de los cuidados, de la que son muestra las numerosas tesis doctorales que dirigió sobre este marco teórico y de la que son expertas algunas de sus mejores discípulas.

Otro de los valores que se deben destacar de Martínez Guzmán es el haber sido un hombre de amplios consensos, podía dialogar con las más diferentes disciplinas e ideologías. Se podrá añadir que no podía ser de otra manera tratándose de un hombre de paz. Pero iba más allá, para evitar imposturas y personalismos, nunca en sus escritos se puede encontrar la primera persona, ni en singular ni en plural, sino en condicional. De este modo pretendía remarcar que las paces se deben buscar más allá del yo o el nosotros, sino de lo que podría ser. De la misma manera que hablaba de “paces” y no de “paz”. Porque para afrontar los conflictos por métodos no violentos, no hay ni un sólo camino, ni se conseguirá una sola paz, si no que habrá paces, diversas, diferentes, plurales y todas ayudaran en la transformación del conflicto. Su gran aportación filosófica en los estudios sobre las paces fue lo que él denominaba como “giro epistemológico”, que se sintetizaba (perdón por el reduccionismo) en el cambio que se debía originar en el pensamiento convencional que da como inevitable la utilización de la violencia para resolver los conflictos, entre ellos, el más perverso, la guerra, cuando, la humanidad, puede afrontarlo por medios pacíficos y sin infringirse daño. En sus conferencias, era habitual qué para ejemplificar el giro epistemológico y contrarrestar a quienes denostan o desprecian el diálogo y los medios pacíficos, decía: “Los pacifistas son los realistas, los utópicos son aquellos que quieren conseguir la paz utilizando medios violentos”.

Por su contribución a los estudios de la paz, recibió diversos galardones, pero sentía especialmente gratificado por haber sido distinguido como hijo predilecto de La Vall d’Uixó, ciudad donde promovió que su Ayuntamiento se adhiriera a la red mundial de Majors por Peace. Bajo su impulso el consistorio creó un Museo de la Paz, espacio al que cedió su biblioteca.

Nunca mejor dicho, que Vicent Martínez Guzmán descanse en paz, sus amigos y amigas del Centre Delàs d’Estudis per la Pau continuaremos trabajando en hacer las paces.

Ya está disponible una nueva edición de Alerta! Informe sobre conflictos, derechos humanos y construcción de paz elaborado por la Escola de Cultura de Pau (ECP) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Alerta 2018! es un anuario que analiza el estado del mundo en términos de conflictividad y construcción de paz a partir de tres ejes: conflictos armados, tensiones y género, paz y seguridad. El análisis de los hechos más relevantes del 2017 y de la naturaleza, causas, dinámicas, actores y consecuencias de los principales escenarios de conflicto armado y tensión socio-política en el mundo permite ofrecer una mirada comparativa regional e identificar tendencias globales, así como elementos de riesgo y alerta preventiva de cara al futuro. Del mismo modo, el informe también identifica oportunidades para la construcción de paz o para la reducción, prevención o resolución de conflictos. En ambos casos, uno de los principales objetivos del presente informe es poner la información, el análisis y la identificación de factores de alerta y de oportunidades de paz al servicio de aquellos actores encargados de tomar decisiones políticas, de intervenir en la resolución pacífica de conflictos o de dar una mayor visibilidad política, mediática o académica a las numerosas situaciones de violencia política y social que existen en el mundo.

Ya están abiertas las inscripciones para la 20ª edición de la Diplomatura de Postgrado en Cultura de Paz que imparte la Escola de Cultura de Pau (ECP) de la Universidad Autònoma de Barcelona (UAB). La ECP cumple veinte años formando en no-violencia, análisis y transformación de conflictos, educación y cultura de paz y dimensión de género en los conflictos y la paz, entre muchos otros temas. Las clases de la vigésima edición de la diplomatura se inician el 16 de octubre de 2018 y finalizan el 4 de junio de 2019.

Puedes encontrar más información sobre horarios, requisitos y fórmulas de inscripción en la diplomatura en la web de la ECP .

Recordamos que, un año más, la ECP ofrece BECAS para estudiantes procedentes de países en conflicto armado o tensión. Gracias a la contribución de la Associació per la Inserció Laboral (ISIL), la Fundació Catalunya-América y la Fundación Privada Llegat Roca i Pi se ofrecen cinco ayudas parciales para los gastos de estancia (vivienda). El proyecto se concibe como un intercambio con estudiantes y activistas de organizaciones sociales procedentes de paíss en contextos de conflicto armado, tensión y/o graves vulneraciones de los derechos humanos, quienes reciben una ayuda de alojamiento durante su estancia en Barcelona a cambio de realizar prácticas o voluntariado comunitario y estudiar la Diplomatura de Cultura de Paz. Las personas interesadas en postular tienen plazo hasta el 22 DE JUNIO.

Más información sobre las condiciones de las becas aquí.

Ya están abiertas las inscripciones para la 20ª edición de la Diplomatura de Postgrado en Cultura de Paz que imparte la Escola de Cultura de Pau (ECP) de la Universidad Autònoma de Barcelona (UAB). La ECP cumple veinte años formando en no-violencia, análisis y transformación de conflictos, educación y cultura de paz y dimensión de género en los conflictos y la paz, entre muchos otros temas. Las clases de la vigésima edición de la diplomatura se inician el 16 de octubre de 2018 y finalizan el 4 de junio de 2019.

Puedes encontrar más información sobre horarios, requisitos y fórmulas de inscripción en la diplomatura en la web de la ECP .

Recordamos que, un año más, la ECP ofrece BECAS para estudiantes procedentes de países en conflicto armado o tensión. Gracias a la contribución de la Associació per la Inserció Laboral (ISIL), la Fundació Catalunya-América y la Fundación Privada Llegat Roca i Pi se ofrecen cinco ayudas parciales para los gastos de estancia (vivienda). El proyecto se concibe como un intercambio con estudiantes y activistas de organizaciones sociales procedentes de paíss en contextos de conflicto armado, tensión y/o graves vulneraciones de los derechos humanos, quienes reciben una ayuda de alojamiento durante su estancia en Barcelona a cambio de realizar prácticas o voluntariado comunitario y estudiar la Diplomatura de Cultura de Paz. Las personas interesadas en postular tienen plazo hasta el 22 DE JUNIO.

Más información sobre las condiciones de las becas aquí.

Economía (de guerra)

Jueves, 07 de Junio de 2018 11:08

Autor: Pere Ortega

La guerra empieza en nuestras mentes, en las películas que vemos, en las relaciones sociales que establecemos, en el sistema educativo… Vivimos en una sociedad que mercantiliza y convierte en negocio desde las relaciones personales a la guerra.

Este libro habla del negocio que se esconde detrás de la guerra, y se presenta como un recorrido por todos los engranajes que se mueven alrededor de la economía militar, en definitiva de guerra. Es un texto que no engaña en sus pretensiones, pues parte de un propósito claro y preciso: el rechazo a que los conflictos se deban resolver mediante el uso de la fuerza armada, cuando los estados disponen de otros muchos medios para afrontar, transformar o resolver los conflictos humanos.

Soñar en abolir la guerra no debe ser una quimera, para conseguirlo, el mejor camino es plantearse el desarme y la reducción del gasto militar hasta conseguir que la preparación de la guerra no sea un objetivo mercantil con el que lucrarse. Y así conseguir acercarnos a la paz y la justicia, que es, en definitiva, a lo que una política de seguridad debería aspirar.

Página 2 de 69

Búsqueda

Calendario

« Diciembre 2018 »
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31