AIPAZ

Inicio Conferencia "Desarme y economía para hacer las paces" de Tica Font

Conferencia "Desarme y economía para hacer las paces" de Tica Font

 

Resumimos la segunda de las cinco charlas del ciclo Cómo construir la paz, organizado por AIPAZ y el Centre Delàs de Estudios por la Paz. Esta actividad se enmarca en un convenio entre AIPAZ y el Ayuntamiento de Madrid para dar continuidad al Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz celebrado en Madrid en abril de 2017. El ciclo aborda cómo construir la paz, una paz positiva y transformadora, y centra el debate en la seguridad y la desigualdad en las ciudades, el desarme y la economía de paz, los conflictos armados y flujos migratorios, la transformación social o la violencia de género y el militarismo. Se celebra todos los miércoles hasta el 7 de marzo en el Centro Cultural Moncloa (Pza. Moncloa, 1, Madrid).

 

Tica Font es directora de Instituto Catalán Internacional por la Paz (entidad de investigación, divulgación y acción creada por el Parlament de Catalunya en 2007 para promover la cultura de paz. Tica es experta en desarme y referente del pacifismo a nivel internacional.

El mensaje que Tica Font quiere dejar claro en su intervención es esperanzador. Considera que “la sociedad civil ha trabajado mucho en el tema del desarme” y que, aunque los avances son lentos, “ha habido logros, involucrarse en temas sociales da frutos”.

 


Conferencias sobre desarme, un reclamo de la sociedad civil


Tica nos muestra la lista de cumbres sobre desarme e insiste en que se celebran porque la sociedad civil presiona a los Gobiernos para que se sienten.

Las primeras conferencias de las que nos habla Tica Font se remontan a 1899, para luego pasar a hablar de la creación del Premio Nobel de la Paz, creado en 1901. Solo cuatro años después de crear la ONU ya tuvo lugar la Primera Conferencia de Desarme, en esta ocasión relativa a las armas de destrucción masiva. En 1968 se firma el Tratado de No Proliferación Nuclear. “La sociedad civil llevaba muchos años trabajando para conseguirlo”, resalta Tica Font. Luego se firmarían la Convención de armas biológicas (que prohibía la producción de este tipo de armas) y la Convención de armas químicas (que prohibía la producción, almacenamiento y uso de este tipo de armas. Fuera d este acuerdo quedaron Siria, Egipto y Sudán).

En 1991 se acordó en el marco de la ONU la creación de un registro de comercio de armas, para conocer, según siete categorías de armas, quién vende y quién compra. “Pero generalmente se informa poco”, reconoce Tica Font sobre las limitaciones de este registro. Más recientemente, en 2014, se firmó el Tratado Internacional sobre el Comercio de ArmasE, que regula el comercio internacional de armas convencionales, desde las ligeras hasta carros de combate.

 

Organizaciones internacionales por la paz, una larga historia que aún tiene presente

 

Los tratados sobre desarme han sido producto del impulso de alianas internacionales de organizaciones de la sociedad civil. Muchas de estas alianzas, señala Tica Font, siguen hoy activas “y esto muestra que los puntos sobre los que trabajan siguen siendo esenciales”, considera la experta, que menciona, entre otros, a International Peace Bureau (1891), WILPF (Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad) (1915), War Resisters International, (1921) Campaign for Nuclear Disarmament (1957)… Uno de los logros de esta última organización es la conciencia antinuclear en Europa.

En España, “la dictadura nos marcó en el nacimiento del pacifismo, que vino de la mano de las marchas por la paz organizadas por Pax Christi en 1952. Luego nacería el Movimiento de Objeción de Conciencia (1977) y tendrían lugar las Campañas No a la OTAN (1982-86) y Bases Fuera (1987-89). De los movimientos contra la OTAN nacen muchas de las ONGs de Desarrollo. También son relevantes el movimiento de insumisión  y las movilizaciones contra las guerras del Golfo, Yugoslavia e Irak.

En 1988 nace la campaña contra el comercio de armas, que deriva en Armas Bajo Control y en 1998 se firma el Código de Conducta de la UE sobre exportación de armas. Nueve años después, se firma en España la Ley de Comercio de Armas .

Con la aparición de nuevas armas, la sociedad civil se ha organizado para reivindicar su control o su desaparición. Es el caso de las campañas Stop Killer Robots o campañas contra el uso de drones para fines militares. Se ha llegado a lograr una moratoria en la investigación de robots asesinos.

En España, hay campañas como Banca Armada u otras que reivindican desmilitarizar la educación o la Objeción Fiscal al Gasto Militar .

 

Los Tratados de armas, sus límites e incumplimientos

 

La Convención sobre la prohibición de Minas Antipersonales fue firmada en 1997 y entró en vigor dos años después. Prohíbe el uso, producción, almacenamiento y transferencia de las minas antipersonas. Hay grandes potencias que no lo ratifican, como Estados Unidos, Rusia, India, Pakistán, Arabia Saudí, Irán, Cuba, Marruecos…

La Convención sobre las Municiones de Racimo, firmada en 2008, no está ratificada por Estados Unidos, Rusia, India, Pakistán, Arabia Saudí, Irán, Cuba, Marruecos…

El Tratado de Comercio de Armas, aprobado en 2014, regula muy pocas armas, reconoce Tica Font, pero “da instrumentos a la sociedad civil para seguir avanzando y presionar a los Estados”. Si bien pretende ser un instrumento preventivo que elimine el tráfico ilícito de armas (que pretende asegurar que el arma no se usa para cometer crímenes de guerra o de lesa humanidad o para violar el derecho internacional humanitario), es un acuerdo que organizaciones de la sociedad civil critican porque establece que se pueden vender armas por razones humanitarias y porque es el Estado quien evalúa si la exportación se puede realizar. Por otro lado, el Tratado no regula el material policial antidisturbios ni prevé las sanciones a quien incumpla sus disposiciones.

El Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares prohíbe el uso de estas armas y propone avanar en su eliminación (sin concretar medidas para lograrlo). Se prohíbe desarrollar, ensayar, producir, adquirir, poseer, almacenar, transferir e incluso amenazar con usar armas nucleares. Todos los países de la OTAN, excepto Holanda, han boicoteado este acuerdo, firmado en 2017, y que fue un logro para ICAN (International Campaign to Abolish Nuclear Weapons), cuya labor fue reconocida con el Premio Nobel de la Paz en 2017

 

El gasto militar, mayor que en plena Guerra Fría

 

Tras el fin de la Guerra Fría el gasto militar se vio disminuido, pero ha crecido mucho más desde el ataque a las Torres Gemelas. Actualmente, el gasto militar, según SIPRI, es de 225 dólares por persona. Estados Unidos concentra el 36% del gasto militar mundial teniendo en cuenta las cifras oficiales (611 millones de dólares), aunque la War Resisters League estima que el gasto militar estadounidense real es de 1.496 millones.

Los datos de la evolución del comercio de armas revelan que hay más comercio de armas en la actualidad que en plena Guerra Fría. En España, se vivó un repunte en 2012 y 2015 de las exportaciones autorizadas. En 2017 se han exportado armas españolas a Oriente Medio por valor de 648 millones de euros.

 

Tica Font concluye que si se ha conseguido avances en el desarme y la paz ha sido por la presión social, que no debe ceder, porque, como decía Benjamin Franklin, “nunca ha existido una guerra buena o una paz mala”.

 

Informacion adicional

  • Autor:
  • Fuente:
  • Fecha:

Búsqueda

Calendario

« Diciembre 2018 »
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31